¿Eres legal? - 440 Mastering

Vaya al Contenido

Menu Principal:

¿Eres legal?

 



MANIFIESTO POR LA DIGNIDAD Y EL EMPLEO - ¡¡conócelo, pulsa aquí!!



En 2001 se vendió música en España por valor de casi 700 millones de euros, una cifra que se ha desplomado hasta los apenas 250 millones (ventas digitales incluidas) generados en el pasado ejercicio. Las perdidas directas, paro, falta de inversión en nuevos artistas, degeneración cultural... etc, son ya irrecuperables. Solamente las perdidas para Hacienda (todos) ya se contabilizan en millones de euros. No hay más ciego que el que no quiere ver.



Lo que está en Internet es gratis. ¡Falso! La música, el cine, las imágenes, los textos, los videojuegos que están en Internet han sido creados por personas. Es a ellas a las que corresponde disponer si su utilización es libre y gratuita o, por el contrario, poner un precio a su uso.

La industria cultural y los artistas ya ganan suficiente así que no perjudico a nadie si no pago.
¡Falso! Los autores, los artistas y las industrias de contenidos de propiedad intelectual tienen el derecho legítimo a ganar dinero, triunfar y tener una carrera exitosa, como ocurre en cualquier sector profesional. No se justifica que (solo) a este sector se le discrimine y se cuestione su derecho a ser retribuido. Por otro lado actualmente la industria discográfica esta soportando perdidas y despidos muy por encima del de otros sectores.

Las descargas ilegales promocionan a los artistas y a los autores, que ven difundidos sus trabajos y se dan a conocer sin necesidad de la industria.
¡Falso! Detrás de los autores y los artistas hay una industria que les da trabajo, los da a conocer e invierte en ellos. E incluso, para organizar conciertos también es necesaria una maquinaria promocional que sólo garantiza la industria, permitiendo que los autores y los artistas se profesionalicen y consoliden. Sin ese apoyo económico y comercial muchos artistas no podrían ser conocidos ni vivir de su trabajo.

El acceso a los productos culturales tiene que ser gratis y eso es lo que consiguen las redes p2p.
¡Falso! Las infracciones de derechos de propiedad intelectual realizadas a través de Internet (descargas ilegales) no pueden confundirse con el derecho de acceso a la cultura, una forma de libertad de expresión o de desobediencia civil legítima, ni tampoco como algo inevitable e intrínseco a la red. Las transacciones en la red, al igual que las realizados en el mundo material, deben someterse al respeto básico, al imperio de la ley y a los derechos de propiedad de otras personas.



El Estado español es, por detrás de China, el país con más piratería del mundo y este dato debería avergonzarnos profundamente y forzarnos a meditar. Casi uno de cada dos programas informáticos son ilegales. Las descargas de música y de películas se han disparado. Durante 2008 se contabilizaron en la Península 2.000 millones de ficheros musicales descargados de manera fraudulenta frente a 20 millones consumidos de forma legal y remunerando a sus creadores, 100 veces más de consumo ilegal y sin beneficio para sus creadores. En 2001 se vendió música en España por valor de casi 700 millones de euros, una cifra que se ha desplomado hasta los apenas 250 millones (ventas digitales incluidas) generados en el pasado ejercicio. Esta evolución habla elocuentemente sobre las repercusiones de la descarga ilícita.



 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal